¿Qué os parece nuestra página?

Té pakistaní o afgano

Té pakistaní o afgano
Delicioso Té por el chef Omar

sábado, 8 de diciembre de 2012

Polvorones


Ingredientes:
  • 350 grs. de harina de repostería
  • 40 grs. de almendra cruda molida
  • 80 grs. de azúcar glas —admite hasta 100 grs. si os gustan más dulces—
  • Más azúcar glas para decorar
  • 110 grs. de margarina
  • Un chorrito de zumo de limón
  • ¼ cucharada de canela
Preparación:
1. Poner la tarde de antes la harina y las almendras molidas en una bandeja apta para horno. La harina estará bien tamizada y bien mezclada con la almendra. Si se hace en la Thermomix, poner en el vaso la harina y las almendras y programar 30 seg., vel. progresiva hasta llegar al 10.
2. Precalentar el horno a 130˚C, calor arriba y abajo.
3. Introducir la bandeja 30 minutos, moviendo de vez en cuando con la espátula. Va cogiendo un tono ligeramente tostado. Es importante que no se nos pase el tiempo porque si no amargaría la mezcla. Dejar reposar hasta el día siguiente.
4. De esta masa utilizaremos a continuación únicamente 320 grs. En el proceso de tostado se pierde algo de peso, pero la cantidad final que se obtiene a partir de las cantidades iniciales de almendra y harina depende de la calidad de ésta y del horno.
Preparación tradicional
1. Formar un volcán con la harina y meter dentro los ingredientes, e ir mezclándolos hasta conseguir una masa uniforme, arenosa, pero con la que se pueda hacer una bola un poco aplanada, que se mete en el frigorífico entre 30 minutos y una hora envuelta en plástico transparente.
2. Sacar del frigorífico, quitarle el plástico, y con la palma de la mano ir aplastando un poco la masa —por los bordes se abre, pero luego se va arreglando—. Dejarla gordita y pasar suavemente el rodillo para igualar la superficie. Usar un vaso de vino a manera de cortapastas, e ir haciendo los polvorones. Cuando va sobrando masa, juntar de nuevo, como si estuvierais haciendo un puzzle, sin hacer otra vez una bola, solamente juntando las porciones de masa una detrás de otra, y uniéndola con cuidado con los dedos, y pasando el rodillo por la superficie para igualar. Con esto conseguimos aprovechar hasta casi las últimas miguillas.
3. Dejar reposar el tiempo que podáis.Con una hora suele ser suficiente.
4. Precalentar el horno a 200˚C, solo grill, e introducir 15 minutos, a una altura media-alta —un poco más debajo de la que usemos cuando vamos a gratinar la pasta—. A partir del minuto 10 mirar por si vuestro grill va a toda caña, y se os queman.
5. Retirarlos del horno, y cuando estén fríos, espolvorearlos con abundante azúcar glas y retirarlos cuidadosamente con una espátula a la fuente de presentación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada